miércoles, 3 de junio de 2015

Ocho consejos para proteger tu pelo del sol

Los rayos UV son imprescindibles para lucir una melena saludable; de hecho, sintetizan la vitamina D del cuero cabelludo, que estimula su crecimiento. Por el contrario, las exposiciones repetidas pueden dañar el cuero cabelludo y la estructura del cabello, sobre todo, la capa de queratina: el pelo se escama, se seca y se quiebra con mayor facilidad


  1. Si vas a ir a la playa varios días o piensas pasar una larga jornada en la piscina, lo ideal es que cubras la cabeza con un sombrero o un bonito pañuelo. Además de prevenir las insolaciones, protegerás tu pelo y la piel de la cara de los intensos rayos de sol e impedirás el envejecimiento prematuro de la piel. Los aceites y las cremas solares proporcionan al pelo la hidratación que han perdido durante la exposición. Por la noche, es recomendable lavarse el pelo con productos especiales after sun y utilizar una mascarilla reparadora.


  2. El cloro y el agua salada estropean tu pelo y sus escamas volviéndolas rugosas y frágiles. Para evitarlo, puedes aclarar el pelo en la ducha después de salir del mar o la piscina y aplicar una mascarilla.


  3. El pelo mojado es muy sensible: es mejor que no te expongas al sol con el pelo húmedo. El calor y los rayos de sol pueden estropear la fibra del cabello.


  4. Despídete de las horquillas y demás accesorios de metal: se calientan con el sol y pueden llegar a quemar el pelo y dañar la protección del cuero cabelludo.


  5. El sol tiende a alterar el color del pelo teñido o con mechas. Para conservar su brillo utiliza productos nutritivos o aceites capilares con protección UV que serán los mejores aliados para tu coloración tras una jornada de exposición solar.


  6. Una alimentación rica en proteínas puede ayudar igualmente a reforzar el pelo: patatas, cereales y soja son alimentos recomendables porque refuerzan la capa de queratina durante el verano.


  7. ¿El peinado ideal para la playa? El wet look, con el que proteges tu pelo al mismo tiempo que luces un look tendencia. Gracias al aceite capilar solar, el pelo estará protegido y obtendrás un brillo estival muy glamuroso. Deshazte durante un tiempo del rizador de pelo o de los cardados: los rayos UV ya representan de por sí un reto bastante duro para tu melena.


  8. En verano, las puntas son las que más sufren ya que, con los rayos UV y el agua salada tienden a abrirse. Para evitar que se deterioren, córtalas antes de ir de vacaciones: unas puntas sanas son menos sensibles y se abren con más dificultad. Antes de la exposición aplica unas gotas de aceite y, después del champú, un producto especial que impedirá que se abran.
Fuente: beautypress


No hay comentarios:

Publicar un comentario